viernes, 28 de febrero de 2014

Rojo



Rojo es una novela de ciencia ficción clásica, que podría encuadrarse en la categoría de ciencia ficción hard. A través de ella nos asomamos a un futuro cercano en el que el hombre es capaz de poner por primera vez su pie en Marte. Una historia que recuerda ciertos relatos de Arthur C. Clarke, desarrollando una intriga de oscuros intereses que se entrelaza con la limpia narración de los acontecimientos de la primera expedición tripulada al misterioso planeta rojo. Una narración que nos hace reflexionar sobre los delicados equilibrios que sostienen nuestra sociedad. Una humanidad que camina lentamente por la cuerda floja, apenas consciente de que cada paso adelante significa afrontar un nuevo riesgo.

Autor: Félix Díaz Gonzalez

Pincha aqui para leerlo

Rumbo a Marte


Nadie hasta ahora ha salido de una nave espacial más allá de la protección de la órbita terrestre, pero ya ha comenzado la cuenta atrás para la expedición más heroica y potencialmente peligrosa del siglo XXI: la primera misión tripulada a Marte. Un viaje que se estima que durará seis meses de ida, otros seis de vuelta y un año y medio en la superficie, lo que supone dos años y medio en total. Esta serie les ofrecerá un amplio examen de los desafí­os y obstáculos a los que se enfrentan los 300 expertos de distintos orí­genes y nacionalidades implicados en esta misión. Podremos asistir a la selección y capacitación de la tripulación, que tendrá que soportar la gravedad cero durante un tiempo tan largo que podrí­a debilitar su masa ósea y muscular a niveles extremos. Pero los retos son también psicológicos, ya que el encerramiento y la inactividad puede afectarles gravemente. Descubriremos también la compleja ingenierí­a de los trajes espaciales así­ como de la propia nave, que tendrá que poder hacer frente a tormentas solares y radiaciones. No se pierdan los experimentos se están llevando a cabo en los Estados Unidos, Rusia, Chile, China, Europa y Canadá, incluyendo el írtico Canadiense, para poner a prueba la resistencia del ser humano que pretende llegar por fin al Planeta Rojo.

Título original episodio 1: Mars Rising: Journey to the red planet 
Título original episodio 2: Mars Rising: Rocket power 
Título original episodio 3: Mars Rising: Staying alive 
Título original episodio 4: Mars Rising: The human factor 
Título original episodio 5: Mars Rising: Six minutes of terror 
Título original episodio 6: Mars Rising: Search of life 

Nacionalidad: Francia Género: Ciencia / Tecnología Director: Michael Jorgensen Productora: Galafilm Duración: 45m todos Año: 2007


Puesta de sol


Mars Exploration Rover Opportunity de la NASA 
del 04 de noviembre al 5 de 2010

Eclipse parcial





Imagen original Mars Exploration Rover Opportunity de la NASA 
9 de noviembre 2010



Supuesta composición de la misma imagen por la NASA 
9 de noviembre 2010

jueves, 27 de febrero de 2014

Desde Marte


Día 455 en Marte. A pesar de las inclemencias meteorológicas conseguí alcanzar el borde del cráter y aún seguía sin comprender por qué en la superficie apenas había recorrido unos pocos cientos de metros, y en el espacio más de 500 millones de kilómetros en menos de seis meses. 

Era obvio que la ingeniería humana se encuentra muy por detrás de sus objetivos prioritarios. Este planteamiento incomprensible era otra característica de los humanos, abocados a la autodestrucción. Había sido programado para cumplir unos parámetros específicos; encontrar signos de vida en el interior del cráter Gale, cuya longitud rebasaba la centena. Desde la Tierra me ordenaron fotografiar en su interior, y enviar respuesta inmediata de vuelta aunque con un retraso de treinta minutos. 

Comencé a disparar mi cámara pero mis circuitos se paralizaron tras recibir una fuerte descarga de energía proveniente de la cuenca. Pude ver con visión nocturna, que algo se precipitaba rápidamente hacia mí… 

Rover Curiosity 

Desirée

Especial: cometa Siding Spring

Cometa Siding Spring , visto desde la estación de la ESA, Optical Ground, Tenerife, España , 31 de enero de 2014, 1950 UTC. Crédito ESA.
Uno de los eventos más interesantes de la exploración planetaria en 2014 es, potencialmente, uno de los más peligrosos para las naves espaciales que orbitan alrededor de Marte. El domingo 19 de octubre de 2014, alrededor de las 18:30 GMT (20:30 CET) , el cometa C/2013 A1, conocido como Siding Spring , va a hacer un sobrevuelo cercano a Marte. Será el segundo cometa que visite Marte en poco tiempo después de que lo hiciera ISON en octubre de 2013. Sin embargo, a diferencia de ISON que pasó a 10.000.000 kilómetros del planeta, se espera que Siding Spring pase a tan sólo 136.000 kilómetros de la superficie. Para darle un poco de perspectiva, Siding Spring se aproximará a Marte en alrededor de 1/3 de la distancia media que hay entre la Tierra y la Luna (unos 385.000 kilómetros). 


Los científicos han afirmado que el cometa no colisionará con Marte, pero su coma, la nube de partículas y polvo que rodean su núcleo, será lo suficientemente grande como para envolver a todo el planeta, y con él a las sondas espaciales que lo observan. Actualmente hay tres orbitadores en torno a Marte: Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), Mars Odyssey , y Mars Express. Además hay dos sondas más en camino al planeta rojo: MAVEN y la Mars Orbiter Mission de la India que llegarán antes que el cometa por lo que también correrían un peligro potencial. Como la coma de los cometas evolucionan con el tiempo, los científicos están estudiando la evolución del objeto para saber cómo deberán proteger a las sondas espaciales llegado el momento. Las partículas de la coma cometaria no son especialmente grandes (de 1 cm a 1/10.000 partes de un cm). 

El problema es que viajarán a la velocidad de 56 km por segundo. ¡Unos 200.000 kilómetros por hora! A estas velocidades, incluso el polvo es peligroso. Para visualizarlo recordemos que los desechos espaciales que orbitan alrededor de la Tierra a una velocidad de 7 kilómetros por segundo pueden perjudicar seriamente a los satélites. La velocidad relativa de las partículas de polvo de Siding Spring será aproximadamente ocho veces superior. Y como la energía aumenta con el cuadrado de la velocidad, obtendríamos unos niveles de energía en los impactos 64 veces superiores. Además, no solamente debemos considerar el riesgo de un impacto físico. 

Los impactos a estas hipervelocidades pueden generar nubes de plasmas y pulsos electromagnéticos que pueden dañar los equipos electromagnéticos de las sondas, provocando interrupciones en los numerosos sistemas electrónicos. Una de las opciones planteadas por los científicos es la de modificar las órbitas de las sondas para colocarlas en lugares con la menor probabilidad de riesgo durante el encuentro del planeta con el cometa. 

También hay que evaluar la orientación de las sondas para tener los instrumentos más sensibles mínimamente expuestos a las peligrosas partículas. Otra opción es la de la reconfiguración de los sistemas para que resistan mejor a los posibles problemas que puedan surgir. Pero tampoco hay que olvidar que también tenemos una gran oportunidad para observar un cometa desde una distancia muy cercana, así que hay que encontrar el método de proteger nuestros instrumentos mientras se realizan estudios del cuerpo. El equipo de la Mars Express ya ha comenzado a trabajar en la protección de la sonda en el encuentro con Siding Spring. Es un gran desafío porque no hay ninguna garantía de que la sonda no se vea afectada. Siding Spring se encuentra actualmente a 670 millones de kilómetros de Marte, una distancia que recorrerá en sólo nueve meses. ¡La cuenta atrás ha comenzado!

astrofisica y fisica

Mars Evolution


Miedo y pánico

Imagen del orbitardor Viking

En 1877, el astrónomo estadounidense Asaph Hall descubrió dos pequeñas lunas que orbitan el planeta Marte. Fueron nombrados Fobos (miedo) y Deimos (pánico). Más de 130 años después, los científicos todavía están tratando de desentrañar los misterios de estas lunas. 
Pueden ser asteroides - pequeñas rocas sobrantes de nacimiento del planeta que fueron capturados por Marte. 
Ambas lunas son más negros que el carbón con forma de  patatas. Fobos es de 27 Km de ancho y tiene un gran cráter de impacto en un lado. Vuela alrededor de Marte tres veces en un día marciano. Deimos es aún más pequeño - una de las lunas más pequeñas del Sistema Solar y orbita a más de un día. El tamaño significativo de ambas lunas hace que la gravedad sea muy débil. Un astronauta parado en Fobos sería 1000 veces más ligero que en la Tierra, cualquier salto grande podría dar lugar a que el astronauta volara al espacio exterior.
 Mars Express es la única nave espacial que opera actualmente alrededor del planeta rojo que se encuentra en una órbita de (forma de huevo) altamente elíptica. Esta trayectoria le lleva al otro lado de la órbita de Fobos, lo que le permite ver todos los lados de la pequeña luna. (Al igual que la Luna de la Tierra, Phobos siempre mantiene la misma cara hacia el planeta cercano.) Entre el 23 de julio y 15 de septiembre de 2008, Mars Express realizó ocho aproximaciones a Fobos, barriendo  a distancias que van desde 4.500 kilometros a sólo 93 km de proximidad. 
Estudios de la Mars Express sugieren que Fobos y Deimos, fueron asteroides que orbitaban alrededor de el Sol entre Marte y Júpiter. Sin embargo, todavía nadie puede explicar cómo fueron capturados por Marte y terminaron en órbitas "normales" por encima de su ecuador.

-ESA- Agencia Espacial Europea

Familia de exploración marciana

Sociedad Planetaria

miércoles, 26 de febrero de 2014

¿Podemos viajar a Marte?

No es una pregunta retórica, sino un completo libro de Jonatan Peris dedicado a analizar en profundidad los retos relacionados con un viaje tripulado al planeta rojo. En más de 290 páginas el autor desmenuza los detalles de una misión a Marte como pocas veces se ha contado antes. Desde los sistemas de propulsión o las trayectorias hasta los peligros de la radiación. Especialmente interesante -por lo poco habitual en este tipo de libros- me ha parecido el capítulo dedicado a estimar el rendimiento del trabajo de una tripulación en la superficie de Marte, un tema que el autor conoce de primera mano después de participar en la misión simulada MSM0. 

La obra contiene numerosas ilustraciones en color y en blanco y negro, así como varias animaciones de realidad aumentada creadas expresamente para la ocasión. Una iniciativa francamente original. ¿Podemos viajar a Marte? está dirigido en principio a cualquier persona que quiera saber más sobre la exploración espacial y no es necesario ningún conocimiento previo sobre el tema (el libro incluye un anexo sobre mecánica orbital, por ejemplo) y el estilo general de la obra es ameno a la vez que riguroso (aunque es cierto que algunos capítulos son mucho más áridos técnicamente hablando que otros). 

En resumen, una obra imprescindible si quieres saber qué tecnologías y procedimientos debemos desarrollar antes de que un ser humano pueda poner el pie en Marte. Y, por si fuera poco, está escrito en español. ¿Se puede pedir más?
Lo puedes comprar en formato electrónico o papel. Les dejo con un párrafo sacado de la introducción del libro que resume muy bien el espíritu del libro: La cuenta atrás para que comience la misión más arriesgada y heroica del siglo XXI ha comenzado y está llegando a su recta final. En la Tierra ya han empezado los planes para que la colonización de Marte por parte del ser humano se haga realidad. Puede sonar a ciencia ficción pero no es una fantasía, ingenieros y científicos de todo el mundo trabajan desde hace años en la carrera por la conquista del universo, que comenzará en Marte. El viaje a Marte será la misión más complicada que jamás haya acometido la humanidad. Encumbrará a los héroes espaciales y será el comienzo del segundo capítulo de la exploración humana, más allá de la órbita inferior de la Tierra. La última misión tripulada hacia un mundo fuera del nuestro fue en 1972, cuando la última misión Apolo llevó a los últimos astronautas a la superficie de nuestro satélite, la Luna. Han transcurrido cuarenta años de este hecho y desde entonces parece que las misiones espaciales hacia otros mundos han perdido su rumbo.

Eureka

El viaje


Viajar a Marte es uno de los grandes retos de la exploración espacial. ¿Qué consecuencias habría sobre la salud de los astronautas que estuvieran en una hipotética misión tripulada? Hace un tiempo os contábamos cómo la compañía Mars One buscaba voluntarios para un viaje de ida a Marte. Su propósito era establecer un asentamiento humano en el planeta rojo, una idea bastante extravagante que, sin embargo, parecía no tener en cuenta los problemas asociados a viajar a Marte. Y es que presentarse como voluntario en la misión de Mars One, podría parecer, al menos a priori, una locura. La investigación espacial aún trata de evaluar cuáles serían las consecuencias (fatales) de mandar una tripulación de astronautas en una exploración para viajar a Marte.
Una pregunta, sin embargo, nos asalta. ¿Qué tiene el planeta rojo que no tenga la Luna? Si ya hemos sido capaces de mandar misiones tripuladas a nuestro satélite, ¿por qué no hacerlo a Marte? ¿No podríamos acaso repetir la proeza del Apollo 11? 

Para empezar, las diferencias entre viajar a Marte y a la Luna son casi abismales. Como explicaba Daniel Marín en su blog Eureka, el principal obstáculo no es la distancia. El problema logístico se basa en construir una nave de aproximadamente 4500 toneladas, o lo que es lo mismo, ensamblar algo que tenga 12 veces el tamaño de la Estación Espacial Internacional. Y es que viajar a Marte supondría abandonar el campo gravitario terrestre, como cuenta Marín, algo realmente complejo para las misiones espaciales de hoy en día. El problema inicial, por tanto, supondría que deberíamos contar con sistemas de propulsión y combustibles de mayor eficiencia. Pero aún hay más. 
¿Quedarían afectados los astronautas que fueran a Marte? Los impedimentos de los que hablaba Daniel Marín en su blog se asocian a las condiciones físicas y logísticas relacionadas con viajar a Marte. Pero no deberíamos obviar que, de enviar una misión tripulada al planeta rojo, habría que considerar las consecuencias biológicas que esto tendría. Eso es precisamente lo que han hecho investigadores del Lyndon B. Johnson Space Center, la Universidad de Nevada y la Universities Space Research Association, en su último trabajo publicado en la revista PLOS One. 

Los científicos norteamericanos han tratado de evaluar cuáles serían las consecuencias de las elevadas tasas de radiación sobre los seres humanos que fueran a viajar a Marte. En particular, los astronautas que participaran en una misión espacial de este tipo, se verían expuestos a una tasa de radiación parecida a estar sometidos durante tres años a la acción de los rayos cósmicos. Esta radiación cósmica, formada en su mayor parte por partículas cargadas (90% son protones, 9% partículas alfa y 1% de partículas más pesadas), y de naturaleza eléctrica, presenta peligros evidentes para la salud. Los efectos sobre los astronautas en Marte estarían mediados específicamente por rayos cósmicos galácticos. Anteriores estudios de la NASA consideraban que los problemas radiobiológicos asociados tenían que ver con el incremento del riesgo de padecer cáncer (ya que la radiación provocaría mutaciones genéticas importantes) y con el desarrollo de problemas cardiovasculares.

La investigación publicada ahora se centra en cuantificar el riesgo para la salud de este tipo de rayos cósmicos sobre los que decidieran viajar a Marte. En particular, analizaron el aumento de la tasa de muerte asociada a la exposición de radiación, conocido en inglés como REID. El incremento del REID sería de un 10 y 20% para misiones tripuladas a Marte, evaluando solo problemas relacionados con la aparición de tumores o de enfermedades cardiovasculares. Estudios posteriores deberían analizar los riesgos asociados al sistema nervioso central. La comparación entre los diferentes efectos sobre la salud de la radiación terrestre y la que recibiríamos en Marte debería hacernos reflexionar sobre los obstáculos que aún quedan por resolver. Viajar a Marte sigue siendo todavía una bonita utopía de la exploración espacial.

http://alt1040.com/2013/10/peligros-viajar-marte

Ese punto azul pálido

Curisosity, 31 enero 2014

Para demostrar lo minúsculos que somos en el conjunto del Universo, el divulgador y científico Carl Sagan publicó su conocido vídeo A Pale Blue Dot, en el que mostraba la imagen que la sonda Voyager I había tomado de la Tierra a 6.000 millones de kilómetros de distancia. Desde entonces, resulta curioso observar nuestro planeta desde otros rincones del Sistema Solar. 

Como lo hizo hace unos meses la sonda Cassini cuando al fotografiar el planeta Saturno, también ofreció imágenes realmente bonitas del planeta Tierra y nuestro satélite la Luna. La moda de fotografiarnos desde la distancia ha llegado también al robot Curiosity. El famoso rover, que llegó al planeta rojo en 2012, nos ha permitido conocer un poco más las características de Marte, explorando su superficie. 

Hace solo unas horas, la NASA publicaba unas imágenes realizadas por el Curiosity, en el que se pueden apreciar la Tierra y la Luna, como si fueran dos pequeñísimos puntos en el cielo. En la segunda imagen capturada por el Curiosity, también podemos apreciar a nuestro satélite natural, la Luna. La fotografía refleja el horizonte de Marte, y fue tomada por el robot 80 minutos después del atardecer del día marciano número 529. 

Si algún día lográramos pisar el planeta rojo, sería posible distinguir a la Tierra y la Luna como dos minúsculos puntos brillantes en el cielo a simple vista. Las fotografías del Curiosity fueron captadas a una distancia de 160 millones de kilómetros. Como diría Carl Sagan si viera estas imágenes, "solo somos un pequeño punto azul pálido en el Universo". Las imágenes del rover Curiosity vuelven a demostrar que el astrofísico tenía razón.

http://alt1040.com/2014/02/curiosity-fotografia-tierra-luna

Las caras de Marte


El gigantesco cráter Schiaparelli domina esta parte del ecuador de Marte. Tiene un diámetro de 460 km.

Mare Boreum


El Boreum cuadrilátero Mare es uno de una serie de 30 mapas cuadrangulares de Marte utilizados por el Programa de Investigación Geológico de Estados Unidos Astrogeología. 
El Boreum cuadrángulo Mare también se denomina como MC-1. Su nombre deriva de un nombre antiguo de una característica que ahora se llama Planum Boreum, una gran llanura que rodea el casquete polar. El cuadrilátero cubre toda la superficie al norte del paralelo 65 marciana. Incluye la capa de hielo del Polo Norte, que tiene un patrón de remolino y es aproximadamente 1.100 kilometros de ancho. Mariner 9 en 1972 descubrió un cinturón de dunas que rodean los depósitos de hielo polares, que se encuentra a 500 km de ancho en algunos lugares, y puede ser el campo de dunas más grande del sistema solar. 

La capa de hielo está rodeado por las vastas llanuras de Planum Boreum y Vastitas Borealis. Cerca del polo, hay un gran valle, Chasma Boreale, que pueden haber sido formado a partir de agua de fusión de la capa de hielo. Una visión alternativa es que fue hecho por los vientos que salen del polo frío. Otra característica importante es un aumento suave, llamada Olimpia Planitia. En el verano, un collar oscuro alrededor de la tapa residual se hace visible, sino que es causada sobre todo por las dunas. El patio incluye algunos grandes cráteres que se destacan en el norte, porque la zona es suave con pocos cambios en la topografía. Estas grandes cráteres son Lomonosov y Korolev. Aunque pequeño, el Stokes cráter es también importante.

La sonda Phoenix aterrizó en Vastitas Borealis en el Boreum cuadrangular al Mare en mayo de 2008. La sonda recogió y analizó muestras de suelo, en un esfuerzo para detectar agua y determinar cómo hospitalario una vez que el planeta podría haber sido para la vida a crecer. Se mantuvo activo hasta que se convirtieron en condiciones invernales demasiado dura alrededor de cinco meses después. Después de la misión terminó la revista Science informó de que el cloruro, bicarbonato, magnesio, potasio, sodio, calcio, sulfato y posiblemente se detectaron en las muestras analizadas por Phoenix.- Se detectó perclorato, un oxidante fuerte a temperaturas elevadas. Este fue un descubrimiento significativo debido a que el producto químico tiene el potencial de ser utilizado para combustible de cohetes y como una fuente de oxígeno para los futuros colonos. Además, bajo ciertas condiciones perclorato puede inhibir la vida, sin embargo algunos microorganismos obtienen energía de la sustancia. El producto químico cuando se mezcla con agua puede disminuir en gran medida los puntos de congelación, de una manera similar a cómo se aplica la sal para carreteras para derretir el hielo. Por lo tanto, el perclorato se puede permitir que pequeñas cantidades de agua líquida para formar en Marte hoy. Las cárcavas, que son comunes en algunas zonas de Marte, podrían haberse formado a partir de perclorato de fusión del hielo y haciendo que el agua erosione el suelo en pendientes pronunciadas.

revista-digital-universitaria

martes, 25 de febrero de 2014

Olympus Mons

Mars Global Surveyor
El Monte Olimpo (en latín Olympus Mons, designación oficial de la Unión Astronómica Internacional) es el mayor volcán conocido en el Sistema Solar. Se encuentra en el hemisferio occidental del planeta Marte y es la segunda montaña más alta del Sistema Solar , por detrás del pico central de Rheasilvia , un cráter de impacto en el protoplaneta Vesta. El macizo central se eleva aproximadamente entre 22-23 kilómetros sobre la llanura circundante, lo que equivale a tres veces la altura del monte Everest, y a 21.287 m sobre el nivel medio de la superficie marciana, debido a que se encuentra en una depresión de 2 km de profundidad. 

Está flanqueado por grandes acantilados de hasta 6 km de altura, y su caldera tiene 85 km de largo, 60 km de ancho y 2,4-2,8 km de profundidad, pudiéndose apreciar hasta seis chimeneas superpuestas de cronología sucesiva. La base del volcán mide 600 km de diámetro incluyendo el borde exterior de los acantilados, lo cual le otorga una superficie en su base de 283.000 km² aproximadamente, comparable con la superficie de Ecuador. Sus dimensiones son tales que una persona que estuviese en la superficie marciana no sería capaz de ver la silueta del volcán, ni siquiera desde una distancia a la cual la curvatura del planeta empezara a ocultarla. 


El efecto por tanto sería el de estar contemplando una "pared", o bien confundir la misma con la línea del horizonte. La única forma de ver la montaña adecuadamente es desde el espacio. Igualmente, si alguien se encontrara en la cima del volcán y mirase hacia abajo no podría ver el final, ya que la pendiente llegaría hasta el horizonte. Es un error pensar que la cima del Monte Olimpo está por encima de la atmósfera marciana. 


La presión atmosférica en su cumbre es un 2% de la que hay en la superficie; comparándolo con el Everest, su presión atmosférica es un 25% que la que hay a nivel del mar. Es más, el polvo marciano se puede encontrar incluso a esa altitud, así como la capa de nubes de dióxido de carbono. Aunque la presión atmosférica media de Marte es un 1% de la que hay en la Tierra, el hecho de que la gravedad sea mucho más débil permite que su atmósfera se extienda a una altitud mucho mayor. Olympus Mons sería un lugar poco probable para el aterrizaje de las sondas espaciales automáticas en un futuro próximo, debido a que el volcán se encuentra en una de las regiones de Marte donde más abunda el polvo en suspensión; de hecho, una capa de polvo fino cubre siempre gran parte del terreno, ocultando el suelo rocoso (las muestras de roca podrían ser muy difíciles de conseguir). 


También es probable que la capa de polvo pudiera causar graves problemas de maniobrabilidad en los vehículos de exploración. El Monte Olimpo se encuentra en la meseta de Tharsis, un terreno elevado en la superficie marciana que contiene otras formaciones volcánicas. Entre ellas hay una cadena de volcanes en forma de caldera más pequeños, como es el caso de los montes Arsia, Pavonis y Ascraeus, los cuales son pequeños en comparación con el Olimpo. La región que rodea inmediatamente al Monte Olimpo es una depresión de 2 km de profundidad. El volcán está rodeado por una región conocida como la aureola, con enormes gargantas y montañas que se extienden a 1.000 km de la cima, y que muestran la evidencia de una antigua actividad glacial.


Wiki

Opportunity.Una década en Marte


Se cumplen diez años de la llegada a Marte del robot Opportunity. En su aniversario, ha logrado explorar unas rocas bastante antiguas, que sirven de pistas para saber si el planeta rojo pudo albergar vida en el pasado. 

Aquel 25 de enero de 2004 marcó un antes y un después en la exploración espacial. La búsqueda de vida en Marte comenzaba, siguiendo el camino iniciado por otras misiones previas, y abriendo paso para la llegada del Curiosity ocho años después. El décimo aniversario del Opportunity en Marte supone una buena conmemoración para hacer un repaso sobre lo que sabemos hasta ahora de nuestro planeta vecino. 

Diez años de investigación han ofrecido múltiples datos nuevos sobre Marte, pero aún queda mucho terreno por explorar. La prestigiosa revista Science ha publicado un número especial para celebrar los diez años de Opportunity sobre territorio marciano. Una de las grandes incógnitas sobre Marte se relacionan con su pasado: ¿fue capaz de albergar vida alguna vez? 

Las condiciones climáticas actuales hacen muy difícil que podamos encontrar en el presente algún rastro de microorganismos en su superficie. Sin embargo, esto no descarta que hace miles de años diferentes organismos vivos pudieran poblar el planeta rojo. Una de las investigaciones publicadas en el especial de Science se refiere al último hallazgo de Opportunity. El trabajo realizado por el equipo de R. E. Arvidson ha estudiado diversas muestras rocosas encontradas sobre el planeta rojo. Su estudio ha permitido determinar que, en el pasado, Marte presentó un ambiente mucho más húmedo y cálido. En otras palabras, hace miles de años, el planeta rojo pudo ser un lugar acogedor para la vida. 

El hallazgo de estas rocas en el cráter Endeavour ha permitido identificar esta zona de Marte como un lugar más favorable para la existencia de posibles microorganismos y el desarrollo de lo que se conoce como "química prebiótica". Esta región marciana, por tanto, es bastante diferente de la zona anteriormente examinada por Opportunity, el Meridiani Planum, donde se encontraron rocas ricas en sulfatos. 

La importancia del trabajo de investigación publicado hoy en Science es fundamental. No solo porque pueda relacionarse con condiciones beneficiosas para que Marte albergara vida, sino porque también las rocas examinadas por Opportunity son las más antiguas halladas hasta el momento. Esto significa que quizás en el pasado reciente Marte no fue un buen sitio para la vida, pero que posiblemente debamos remontarnos mucho más atrás para entender la evolución del planeta rojo Cuando hace diez años Opportunity se posó sobre la superficie, muy pocos creían que esta misión fuera a durar tanto tiempo.

Inicialmente, este proyecto de exploración espacial iba a durar solo 90 días marcianos. En el décimo aniversario, sin embargo, seguimos disfrutando de los avances en investigación que rovers como el Opportunity o el Curiosity logran. 

La investigación publicada sobre las condiciones idóneas de Marte como planeta habitable no hubiera sido posible sin grandes mejoras técnicas. Una de ellas ocurrió en 2005, cuando se lanzó la misión Mars Reconnaissance Orbiter. Esta nave ha sido la que ha guiado la búsqueda de Opportunity, gracias a un instrumento especial para "mapear" la existencia de minerales en la superficie marciana. 

En el décimo aniversario de la llegada de Opportunity, la ciencia ha logrado estar cada vez más cerca de conocer las condiciones de Marte en el pasado. El nuevo descubrimiento publicado en Science hacen que mantengamos vivas las esperanzas sobre la existencia de vida en el planeta rojo en el pasado.

IMÁGENES Last Chance


http://alt1040.com/2014/01/opportunity-marte-vida-pasado

Región de Tharsis

Tharsis es una región de Marte, consistente en una enorme altiplanicie volcánica localizada en la zona ecuatorial del planeta, en el borde occidental de Valles Marineris. La región engloba el denominado abultamiento de Tharsis, resultado de una descomunal acumulación de lava en torno a un radio superior a los 1.000 km, y donde se localizan los denominados Tharsis Montes, un grupo de volcanes que incluyen a algunos de los más grandes del Sistema Solar. 

Olympus Mons está situado arriba a la izquierda; en el centro, diagonalmente de arriba a abajo, están Ascraeus Mons, Pavonis Mons y Arsia Mons, (conocidos colectivamente como Tharsis Montes, los Montes de Tharsis). El abultamiento de Tharsis se eleva 10 kilómetros sobre las tierras circundantes, y abarca unos 30 millones de kilómetros cuadrados, una quinta parte de la superficie del planeta. Se piensa que se ha estado formado durante un periodo de alrededor de 100 millones de años, durante la era Noeica. 

Otros elementos volcánicos destacables son Tharsis Tholus y Alba Patera, el único volcán existente al norte de la región de Tharsis. El gran tamaño del abultamiento de Tharsis tuvo un gran impacto en la geología de Marte. Tharsis está bordeado por una depresión topográfica con forma de anillo, llamada el Paso (o Desfiladero) de Tharsis, mientras que en el lado opuesto del planeta hay una protuberancia menor, llamada Arabia Terra, la cual pudo haberse formado como resultado del abultamiento de Tharsis. 

Este hecho fue la principal causa en la formación de los valles de drenaje de Marte, la mayor parte formados en la última fase de la era Noeica. Las grandes cantidades de dióxido de carbono y vapor de agua que pudieron haber sido emitidas por el magma de Tharsis también pudieron haber jugado un importante papel en el periodo húmedo de Marte. Roger J. Phillips calculó en 2001 que pudo haberse formado una atmósfera de dióxido de carbono de 1,5 bares, y una capa de agua de 120 metros de profundidad media.







http://es.wikipedia.org/wiki/Tharsis_(Marte)

Cerberus Fossae

Odyssey.



El Cerberus Fosa son una serie de fisuras semi-paralelas en Marte formados por fallos que sacaron la corteza aparte en la región de Cerberus. Ondulaciones visto en la parte inferior de la falla son de arena arrastrada por el viento. La causa subyacente de la fallas fue la presión del magma en relación con la formación del campo volcánico de Elysium, situado al noroeste. Los fallos pasan a través de las características de pre-existentes, tales como colinas, lo que indica que es una característica más joven. La formación de las fosas se sospecha de haber lanzado el agua subterránea a presión, antes limitada por la criosfera, con caudales de hasta 2 106 m3s-1, dando lugar a la creación del Valles Athabasca.

http://en.wikipedia.org/wiki/Cerberus_Fossae

Hephaestus Fossae

Las marcas que dejan los impactos de asteroides en los planetas nos ayudan a entender su historia. Imágenes publicadas por la Agencia Espacial Europea revelan qué sucedió en el pasado en Hephaestus Fossae, una conocida zona de cráteres en Marte. La Agencia Espacial Europea publicó una bonita fotografía de la región conocida como Hephaestus Fossae, llamada así en honor al dios griego del fuego. 

Esta zona está repleta de impactos de asteroides y cometas, que dejan "auténticas cicatrices" en la superficie del planeta rojo. La imagen fue tomada en 2009 por una cámara de alta resolución de la misión Mars Express. No es la primera vez que esta sonda captura las cicatrices de Marte. En aquel caso, las imágenes de la Mars Express nos ayudaban a entender el pasado geológico de esta región marciana. Sin embargo, las "cicatrices" que encontramos en la superficie no solo sirven para conocer la historia del propio planeta rojo. Su estudio puede ayudarnos a conocer un poco más la relación entre "objetos externos", como asteroides y cometas, que pudieron golpear a Marte en el pasado. 

En particular, la fotografía publicada por la ESA muestra una serie de canales y depresiones de la región del Hephaestus Fossae. Su existencia se une a la larga lista de cráteres del planeta rojo. Aunque hay centenares de miles de cráteres en Marte, solo un millar tienen el "privilegio" de contar con un nombre específico. Hephaestus Fossae, sin embargo, no es considerado como un cráter como tal, sino más bien como una importante hondonada donde en el pasado impactó un cuerpo rocoso. 

Esta región se extiende durante cerca de 600 kilómetros en el flanco oeste del Elysium Mons, un importante volcán de la Elysium Planitia, en el hemisferio oriental marciano. Las regiones en verde y amarillo son las que presentan una altitud moderada, y por contra, las que tienen mayor profundidad son de color violeta y azul. Estas últimas zonas pueden llegar a hundirse bajo el terreno unos 4 kilómetros. Alrededor de la gran fosa se pueden apreciar también otros pequeños cráteres, resultantes de impactos menos intensos. 

Otra de las peculiaridades que podemos observar son las "corrientes" que parecen "fluir" sobre la superficie. Como comentábamos antes, la imagen del presente nos ayuda a indagar en lo que ocurrió en realidad en el pasado. ¿Qué pasó entonces en Hephaestus Fossae? Muy probablemente, el impacto del asteroide fue de tal magnitud que provocó que las temperaturas aumentaran de manera súbita. Esto tendría que haber descongelado las capas de hielo bajo la superficie marciana, además de provocar corrientes de tierra y polvo. Esta mezcla fluyó desde el lugar del golpe, hasta formar los canales que observamos en la fotografía, a pesar de que a día de hoy estén completamente secos. 

¿Cómo se puede explicar que los canales solo fluyan de la fosa más grande, y no de los cráteres más pequeños? Según los científicos de la ESA, el impacto solo fue lo suficientemente importante en el cráter mayor, de forma que pudo aumentar tanto las temperaturas como para descongelar el hielo que existía en el subsuelo. Esta situación no se repitió en los cráteres con menor diámetro.  
La imagen de Hephaestus Fossae, por tanto, nos sirve para entender que no existen dos impactos iguales. Cada uno deja una cicatriz diferente en los planetas. No golpean de la misma manera cometas que asteroides, y no siempre lo hacen con la misma velocidad o contra la misma superficie. Explorar por tanto las huellas que dejan en la superficie nos ayuda a entender un poco más la historia geológica de cada planeta, incluido Marte.

http://alt1040.com/tag/marte

lunes, 24 de febrero de 2014

El proyecto Amanecer

GANADORA PREMIO NACIONAL ANDRÓMEDA 2007
AUTOR: JUAN MORO

Peter Jaro es un policía del cuerpo especial de Liquidadores. Está destinado en las colonias lunares y su trabajo consiste en perseguir asesinos y capturarles, muertos, y si no hay ningún riesgo vivos. Sin previo aviso es destinado a Marte por requerimiento de la Sede Central de Seguridad de la Tierra. Embarca en la nave interplanetaria Tríonti. A mitad del viaje se produce el asesinato de un pasajero y Peter se verá envuelto en una trama de espionaje, poder y ambición de la cual no podrá escapar. Los acontecimientos y las muertes provocadas por el ansia de poder se van sucediendo sin pausa a lo largo de la historia. La novela consigue mantener al lector en una constante intriga al no poder vislumbrar por dónde va a ir la acción, consiguiendo sorprender en cada página con las extraordinarias soluciones del protagonista para conseguir salir de los problemas, que cada vez son mayores. 
GÉNERO: POLICÍACA FUTURISTA PÁGINAS: 251


"Muy recomendable. Entretenida y una grata sensación de estar allí. Hay una segunda entrega"

http://www.jmoro.net/obra/novelas/

¿Por qué Marte?


El interés por la exploración del planeta rojo comenzó ya en la década de los años setenta quizás debido en parte tras la conquista de la superficie lunar, hazaña que motivó al hombre a dar el siguiente paso más allá de la órbita de nuestro satélite. Otro motivo relevante por el que algunos ojos científicos se fijaron en Marte fue al desestimar a los planetas Mercurio y Venus, debido a su proximidad al astro rey. 

Basándonos en las posibilidades nos ofrece nuestro sistema solar, Marte reúne unas características que, o bien se asemejaban a nuestro planeta o bien su cierta cercanía orbital, cada aproximadamente dos años, nos brinda la posibilidad lanzar un vuelo directo hacia él, con unos pocos meses de trayectoria. 

Es probable que ambas afirmaciones anteriores son las que dan el empuje principal de interés que tiene el hombre en estampar su primera huella en su superficie árida y ventosa. No hay que olvidar que el papel desempeñado por las sondas espaciales enviadas a lo largo de décadas ha sido fundamental para allanarnos el camino a la conquista de nuestros vecinos esféricos. 

Se han escrito a los largo de los últimos tiempos cientos de libros, ensayos, guiones sobre Marte cuyo género continúa en la actualidad balanceándose entre la ciencia y la ciencia ficción. Posiblemente Marte sea el planeta de nuestro sistema solar que ha estado más presente en nuestra corta civilización. 

Si las previsiones se mantienen a corto medio plazo, el hombre visitará su superficie en un par de décadas, poniendo la primera piedra de su futura terraformación. Si el hombre mantiene su supervivencia, no sería de extrañar imaginar la posibilidad de transformar las características físicas del planeta rojo a las necesidades del humano, si se decide asentar futuras colonias allí. 

En la actualidad, se realizan experimentos que tratan vegetales y animales a baja gravedad, financiados por empresas tanto públicas como privadas y con excelentes resultados. Por otro lado, aún continua estando en nuestra contra las consecuencias negativas que el cuerpo humano experimenta en baja gravedad. Varias hipótesis apuntan a la mejora de dicho inconveniente. Una de ellas sería la creación de una gravedad artificial en la nave que viajará al planeta y otra, la reducción del tiempo de viaje aumentando la velocidad del aparato. Para llevar a cabo dicha gesta, pasarán décadas antes de que los amantes del cosmos vean con sus propios ojos la colonización de Marte. 

Texto e imagen retocada por la autora del blog, Desirée.

domingo, 23 de febrero de 2014

Noctis Labyrinthus

La región ubicada en el borde occidental del sistema de fallas de Valles Marineris, al norte de Syria Planum, y al este de Pavonis Mons (uno de los tres grandes volcanes de Tharsis) recibe el nombre de Noctis Labyrinthus. Es un terreno caótico y revuelto, compuesto por grandes bloques de terreno fuertemente fracturados. Contiene asimismo cañones que discurren en diferentes direcciones, rodeando grandes bloques de terreno antiguo. 


La mayoría de las cimas de estos bloques está compuesta de material joven fracturado, cuyo origen parece ser volcánico, asociado con el cercano abultamiento de Tharsis. Las otras cimas están compuestas por materiales fracturados más antiguos, con un posible origen volcánico, siendo más accidentados y presentando más cráteres de impacto que los materiales más jóvenes. 



Los lados de estos bloques están compuestos de material indiferenciado que pudiera ser roca base. El espacio entre los distintos bloques está compuesto tanto por material superficial liso. Este último es el característico de la zona oriental de Noctis Labyrinthus, siendo posiblemente escombros de los muros, o bien de origen eólico en el que los materiales son arrastrados hasta cubrir una topografía anfractuosa y típica de corrimientos de tierra. 



Los terrenos como Noctis Labyrinthus son hallados frecuentemente en las cabeceras de canales de desagüe, como el explorado por la misión Mars Pathfinder y su vehículo Sojourner. Son interpretados como lugares con tendencia de desprendimiento de materiales, asociados con el derrumbe de materiales y fluidos ocurridos en catastróficos episodios de avalanchas. Los materiales fluidos pueden ser tanto dióxido de carbono, helado o en forma de gas, como agua líquida o hielo de agua, siendo esta última la que hace concebir mayores esperanzas, en cuanto haría más factible la exploración humana del planeta, si bien autores como Hoffman señalan que el agente más probable de estos derrumbes sea el dióxido de carbono.





wikipedia

sábado, 22 de febrero de 2014

Stranded: Náufragos


La primera misión internacional tripulada a Marte se estrella contra la superficie del planeta. La situación de los cinco astronautas es desesperada, sin recursos, sin tiempo para esperar la llegada del equipo de rescate, sólo encuentran una solución: tres deben sacrificarse para que los otros dos sobrevivan. 
2001 Duración 95 min. 
País España España 
Director Luna (AKA María Lidón) 
Guión Juan Miguel Aguilera 
Voto de este blog: 8

http://www.filmaffinity.com/

viernes, 21 de febrero de 2014

Emergencia en Marte


Cómo operar a un astronauta con asistencia médica a 50 millones de kilómetros. Un grupo de médicos e investigadores simulan una misión a Marte en el desierto de Utah para probar posibles protocolos de actuación en caso de que un astronauta necesite ser operado de urgencia. La doctora Susan Jewell explica a Next cómo sería una operación en otro planeta asistida por un equipo médico desde la Tierra. Leer más...

http://vozpopuli.com/next/38776-emergencia-en-marte-como-operar-a-un-astronauta-con-asistencia-medica-a-50-millones-de-kilometros


Future Martian Base


Área de preparación de salidas al exterior. Se trata de otra estancia fundamental para la vida de los exploradores. Este lugar es donde se almacenan los equipos necesarios para el mantenimiento exterior de la Base y servirá también de taller de reparaciones, incluye el traje adecuado para las condiciones exteriores de Marte. También se practicará de la respiración de oxígeno puro para preparar al cuerpo a la atmósfera de oxígeno al 100% de los trajes. Un sistema de respiración a base de oxígeno puro permite que se adapte a la baja presión haciendo así los propios trajes mucho más flexibles. Mantenimiento: -Reparación de los trajes en caso de rotura. -Reparación de las herramientas deterioradas. -Estado de las escotillas de acceso. -Nivel adecuado de presión. -Nivel adecuado de oxígeno de los trajes para la pre respiración. 
Desirée

http://www.exploremarsnow.org/

Diferencias entre la Tierra y Marte


-La gravedad en la superficie de Marte es tan sólo la tercera parte de la de la Tierra. No se sabe si este alto nivel es suficiente para prevenir los problemas de salud asociados a la ingravidez. (Pérdida de masa muscular y descalcificación ósea) 
-Marte es mucho más frío que la Tierra, con temperaturas en la superficie de entre 140°C y 17 °C.
-No hay restos de agua líquida en la superficie de Marte. 
-Marte está más lejos del sol, el nivel de radiación solar que recibe la superficie (la constante solar) es sólo la mitad de lo que reciben la Tierra o la Luna. 
-La órbita de Marte es más excéntrica que la de la Tierra, aumentando las variaciones de temperatura y de la constante solar.
 -La presión atmosférica en Marte es demasiado baja para que los humanos sobrevivan sin equipos de presión; las estructuras en Marte necesitarán ser construidas con cabinas de presión similares a las de las naves espaciales, capaces de proporcionar 1 bar de presión.
-La atmósfera marciana está compuesta principalmente de dióxido de carbono. Marte no tiene magnetosfera para reflejar el viento solar. 
-A diferencia de la Tierra, Marte carece de placas tectónicas, por lo cual no habría movimientos telúricos que afecten a una colonia humana.

Alegato a Marte


Por fin, después de muchos años de espera, ya está disponible en español una de las obras que más influencia ha tenido a la hora planificar una misión tripulada a Marte. Hablo, claro está, de The Case for Mars, de Robert Zubrin, que acaba de ser publicado en nuestro idioma como Alegato a Marte por Neverland Ediciones. Cuando apareció por primera vez en 1996, Zubrin causó sensación con su plan para poner un hombre en Marte, denominado Marte Directo (Mars Direct). A diferencia de las propuestas de misiones a Marte de décadas anteriores, que requerían situar en órbita baja terrestre miles de toneladas antes de partir hacia el planeta rojo, Marte Directo ofrecía -y ofrece- una alternativa mucho más sencilla. Leer más 
http://danielmarin.naukas.com/2013/11/23/libro-alegato-marte/

Insólito cráter

Cráter anónimo en la Cuenca Huygens de forma alargada tiene unos 78 km de largo, varía entre 10 km ancho en un extremo a 25 km en el otro y alcanza una profundidad de 2 km.Mars Express

Una tectónica de placas podría estar activa en Marte

Un nuevo estudio sugiere que una región cercana al enorme volcán marciano Olympus Mons puede tener evidencias de un proceso de tectónica de placas. Muchas cadenas montañosas y escarpaduras en el agreste terreno al oeste y al norte del volcán marciano Olympus Mons son probablemente señales de actividad tectónica, según el estudio. Además esta actividad podría ser muy reciente, tal vez unos 250.000 años. Si las conclusiones del estudio se confirman, supondría un giro radical a las teorías actuales, que defienden que es poco probable que las fuerzas tectónicas hayan desempeñado un papel importante en la formación de la superficie marciana especialmente en el pasado cercano. Algunas formaciones de terreno al norte y oeste del volcán Olympus Mons de Marte pueden ser evidencias de procesos de tectónica de placas recientes.Crédito: NASA y un Yin (UCLA) "Nadie quiere que haya una tectónica de placas en Marte", señaló el autor del estudio An Yin de la Universidad Central de Los Angeles (UCLA), Yin presentó sus descubrimientos en la reunión de diciembre en la Unión Geofísica Americana en San Francisco. "Sin embargo, pienso que hay buenas evidencias."
La tectónica de placas ha dado forma a la superficie de la Tierra durante miles de millones de años, mediante la interacción de las grandes placas de la corteza. Estas placas se deslizan en el manto, una capa de rocas parcialmente fundida, que permanecen en estado relativamente plástico, en parte porque nuestro planeta es más bien grande. Cuánto más masivo sea el planeta, más caliente es su interior. Marte es mucho menor que la Tierra, con un diámetro de aproximadamente la mitad del de la Tierra y tan sólo el 11% de la masa de la Tierra. En consecuencia muchos científicos creen que su interior es demasiado frío como para mantener funcionando una tectónica de placas. Pero en cambio Yin piensa que ha encontrado evidencias sólidas de que una tectónica de placas ha dado forma a muchos de los accidentes que observamos hoy en día en Marte, y podría estar todavía funcionando ahora. Si es cierto, Marte sería un mejor candidato para la existencia de vida extraterrestre de lo que los científicos habían pensado. La tectónica de placas podría reponer los nutrientes necesarios para la vida, aportando carbono y otras sustancias desde el interior de Marte. Yin analizó una serie de imágenes tomadas por las cámaras de las sondas Mars Reconaissance Orbiter (MRO) y Mars Odyssey.
Las imágenes muestran regiones al norte y al oeste del Olympus Mons que no habían sido examinadas con detalle con anterioridad. Los accidentes geográficos al norte del volcán Olimpus Mons en Marte volcán pueden ser evidencias de actividad tectónica reciente. Izquierda: imagen sin interpretar, tomada por la sonda de la NASA Mars Odyssey. A la derecha: imagen interpretada. Crédito: NASA y un Yin (UCLA). Muchas imágenes muestran escarpaduras, plegamientos y terrazas, que en la Tierra son indicativos típicos de actividad tectónica, afirmó Yin. Por lo que Yin es favorable a considerar que sean efectos de procesos de tectónica de placas antes que otro tipo de explicaciones que han dado otros científicos, como corrimientos de tierras. En algunas fotos aparecen canales de drenaje sinuosos, que aportan más evidencias de una tectónica de placas, afirmó Yin. Jin afirmó: "los canales de drenaje no son tan largos, es una formación típica de la tectónica de placas." Yin cree que las placas marcianas estaban moviéndose y rozando hace 250.000 años y quizá lo hagan hoy en día. "Depende de la velocidad de erosión. Pero todos estos accidentes, si los vieramos en la 

Tierra, diríamos que están activos", añadió Yin. Yin reconoce que sus puntos de vista contradicen la opinión mayoritaria de la comunidad científica. Yin tiene una perspectiva distinta a la de muchos científicos de la geología marciana, puesto que ha estado estudiando este tipo de formaciones y procesos en la Tierra. "Esto fuera de esas ideas, soy nuevo en este campo, pero he trabajado en geología de la Tierra durante 30 años." En la imagen pueden verse tres grandes volcanes de la región de Tharsis alineados Olympus Mons, el volcán más grande conocido en el sistema solar, pùede verse arriba a la izquierda. Crédito: NASA Las formaciones del flanco noroeste de Olympus Mons no son el único argumento en favor de la actividad de la tectónica de placas en Marte. Otros investigadores han señalado que el planeta rojo tiene varias cadenas de volcanes largas con volcanes alineados, como los tres volcanes que constituyen Tharsis Montes, cerca de Olympus Mons. Estas formaciones son difíciles de explicar, pero la tectónica de placas podría hacerlo, señala Yin. Las cadenas volcánicas podrían haberse formado por elmovimiento de una placa de la corteza situada por encima de un "punto caliente" del manto, de una forma similar a como se cree se formaron los volcanes de las islas de Hawai. Otra evidencia es Valles Marineris, el mayor complejo de cañones del sistema solar. Con 4500 km de longitud y 11 km de profundidad, Valles Marineris deja en ridículo al Gran Cañón del Colorado en la Tierra. Otros investigadores han defendido que este enorme cañón tiene en realidad un orígen tectónico, algo con lo que Yin está de acuerdo. Hace unos años, la sonda de la NASA Mars Global Surveyor identificó patrones de campos magnéticos en bandas en la superficie de Marte. Una posible explicación para esto es la actividad tectónica: a medida de que ascendía la roca fundida del manto de Marte, se enfrió y se magnetizó en la dirección del campo magnético del planeta. Posteriormente este terreno se dividió por el ascenso de más material caliente, como el campo magnético había cambiado su orientación, se formaron varias bandas. Este tipo de franjas se han encontrado en la Tierra, y fueron interpretadas como la existencia de un fuerte campo magnético y una tectónica de placas. Si bien nada de esto prueba que Marte tenga una tectónica de placas activa, o que la tuviera, Yin cree que todas estas evidencias juntas son concluyentes. "La comunidad científica marciana es muy rehacia en admitir esto, pero muchos van a entusiasmarse por estos descubrimientos", concluye Yin.
http://www.odiseacosmica.com/2011/01/una-tectonica-de-placas-podria-estar.html

jueves, 20 de febrero de 2014

De paseo por Marte


Take on Mars Bohemia Interactive tiene prácticamente todos sus efectivos centrados en el desarrollo de ArmA III y DayZ, pero lo cierto es que no son los dos únicos juegos en los que están trabajando, ni mucho menos. Los títulos antes mencionados tienen en común el motor (aunque sean diferentes versiones) e infinidad de funciones de la simulación militar de la saga Armed Assault, pero su tercer proyecto se desmarca de esta estela. Take on Mars, que es el nombre que recibe este nuevo juego, nos permitirá convertirnos en auténticos ingenieros y científicos de nuestra propia Agencia Espacial. La idea puede resultar similar a la de Kerbal Space Program, pero en esta ocasión el título de Bohemia Interactive se centra más en la construcción y control de un Rover y su lanzadera espacial. Este simulador, como veréis en el tráiler que adjuntamos en esta noticia, nos permite construir nuestro propio Rover para explorar el planeta rojo, extraer muestras de su composición terrestre, investigar sus misteriosas montañas y dunas... vaya, lo que viene siendo una misión espacial en toda regla. 
Por Sergio Gracia (Hobby Consolas)

Tienda del juego Take on Mars





El Gran Cañón



Valles Marineris El cañón más grande del Sistema Solar corta una amplia franja a través de la cara de Marte. Nombrado Valles Marineris, el gran valle se extiende más de 3.000 kilómetros de longitud, se extiende hasta 600 kilómetros de diámetro, y se adentra hasta 8 kilómetros de profundidad. En comparación, el Gran Cañón de la Tierra en Arizona, EE.UU. se encuentra a 800 kilómetros de longitud, a 30 kilómetros de ancho, y 1,8 kilómetros de profundidad. El origen del Valles Marineris se desconoce, aunque una hipótesis principal sostiene que comenzó como una grieta miles de millones de años atrás cuando el planeta se enfrió. Recientemente, varios procesos geológicos han sido identificados en el cañón. El mosaico fue creado por encima de más de 100 imágenes de Marte tomadas por Vikingo Orbiter en la década de 1970. Crédito de la foto: Proyecto Viking.



Estaciones de investigación I

Uno de los objetivos de The Mars Society es demostrar que el viajar y vivir en Marte es más barato de lo que se piensa y que además se encuentra dentro de nuestras posibilidades tecnológicas y presupuestarias. Por ello, está desarrollando una serie de proyectos entre los que destacan dos. El diseño y construcción de un vehículo de superficie, rover y un lugar donde los futuros exploradores puedan cobijarse del duro entorno marciano, un hábitat. De los dos proyectos, el hábitat, también llamado MARS o Estación de investigación Analógica a Marte es el más veterano. A continuación detallamos en qué consiste. El diseño del hábitat pretende ser lo más fiel posible al que se envíe a Marte. Por ello tanto el diseño, materiales empleados y localización deberían se, sino los mismos, lo más parecidos al definitivo. Por supuesto el lugar es el más difícil de conseguir, pero aquí en la Tierra hay lugares que nada tienen que envidiar a Marte. Los hábitas están diseñados para que sirvan de nave.vivienda a las personas que viajarán a Marte, durante las travesías entre ambos planetas y durante los 18 meses, como mínimo, que permanecerán en nuestro planeta hermano. Las estaciones serán utilizadas para llevar a cabo las investigaciones acerca de cómo podemos vivir y trabajar los humanos en Marte. La pieza central de la estación, el habitáculo, también conocido como hab es el elemento en el que varias tripulaciones pasarán semanas viviendo y trabajando como esperemos que lo harán los aeronáutas (exploradores humanos en Marte) Explorarán a pie y a bordo de vehículos todoterreno la zona de alrededor de la estación. Llevarán a cabo una amplia variedad de experimentos geológicos y biológicos. Probarán prototipos de los equipos que deberán usar en Marte y ayudarán a desarrollar los protocolos y procedimientos que permitirán trabajar y vivir con seguridad y eficiencia a los exploradores humanoshttp://www.marssociety.org.es/paginas/proyectos/ap_estaciones.htm

El origen de Fobos


El origen de la luna de Marte, Phobos (miedo en griego antiguo), es un misterio, pero hay tres teorías se consideran plausibles. La primera es que Phobos es un asteroide capturado, la segunda es que se formó junto con Marte y la tercera es que Phobos se formó después de que Marte sufriera un gran impacto y sus desechos fueran lanzados a la órbita del planeta para después condensarse. Una cuarta teoría, mucho más radical y polémica es el que Phobos es un objeto artificial en la órbita de Marte, una nave espacial muy antigua de 20 km de largo. En un estudio reciente, los científicos dicen que tienen evidencias firmes de que Phobos se formó a partir de rocas eyectadas al espacio de la superficie marciana en un acontecimiento catastrófico. La teoría de que un gran impacto en Marte arrojó material a la órbita marciana para la formación de Phobos gana fuerza debido a los recientes descubrimientos sobre el satélite marciano 

Las observaciones anteriores de Phobos en longitudes visibles e infrarrojas sugieren la presencia de rocas condrito-carbonáceas, que se han encontrado en meteoritos caídos en la Tierra. Este material rico en carbono descubierto es un remanente de la época de formación del sistema solar, y se cree que procede de los asteroides del Cinturón Principal entre Marte y Júpiter. Los nuevos datos de la sonda Mars Express sugieren que la hipótesis de la captura parece más improbable. Las observaciones recientes en el infrarrojo mediante el espectómetro PFS de Mars Express muestran una deficiente correlación entre las rocas de Phobos y cualquier tipo de meteorito condrito carbonáceo, lo que parece apoyar los modelos de reacreción para la formación de Phobos, en los que las rocas procedentes de la superficie de Marte son eyectadas a la órbita para después condensarse y formar Phobos. En la imagen Phobos. En las regiones adyacentes al cráter mayor de la imagen llamado Stickney existen rocas formadas en presencia de agua líquida "Detectamos por primera vez filosilicatos en la superficie de Phobos, en particular en las áreas al norte del cráter Stickney, el mayor cráter de impacto", explicó el coautor del estudio el Doctor Marco Giuranna del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia. Estos minerales se forman en presencia de agua y ya se encontraron con anterioridad en Marte. "Esto es muy intrigante puesto que implica una interacción de silicatos con agua líquida en el cuerpo progenitor anterior a la formación de Phobos", explicó Giuranna. "También los filosilicatos pueden haberse formado in situ, pero esto significaría que Phobos habría necesitado el suficiente calor interno para mantener el agua estable." En otras observaciones de Phobos el material de su superficie parece ajustarse a los minerales identificados para la superficie de Marte. Por tanto la composición de Phobos parece estar más relacionada a Marte que a los asteroides del Cinturón Principal, explicar los investigadores. Pascal Rosenblatt del Observatorio Real de Bélgica añade: "los escenarios de captura de asteroides también tienen dificultades para explicar las órbitas casi circulares y sin inclinación de las lunas de Marte." 


 Los investigadores también utilizaron Mars Express para medir de forma precisa su densidad. "Esta cifra es significativamente menor que la densidad del materia meteorítico asociada a los aateroides. Esto implica una estructura esponjosa con huecos en el 25 al 45 % del interior de Phobos", explicó Rosenblatt. Un asteroide altamente poroso no habría sobrevivido si hubiera sido capturado por Marte. Por ello este tipo de estructura podría haber surgido de un proceso de reacreción de las rocas en la órbita de Marte. Al interpretar la estructura geométrica interna de Phobos a la luz de los datos de MARSIS, fuentes de la ESA enfatizan que "varios de los compartimentos internos de Phobos todavía podrían contener algún tipo de atmósfera..." lo que ha dado origen a salvajes especulaciones sobre un posible origen artificial de esta luna. Las fuentes de la ESA repitieron esto varias veces... dando lugar a fascinantes preguntas sobre "cómo" puede el rádar determinar que algunas de las grandes cavidades en el interior de Phobos ("de 250 a 800 metros") pueden mantener una presión interna.


http://www.odiseacosmica.com/search/label/Marte

miércoles, 19 de febrero de 2014

Desde Fobos

Stellarium

WorldWide Telescope

Sólo los robots han logrado viajar a Marte hasta el momento, pero ahora Microsoft y la NASA está dando la oportunidad ahora de hacer un paseo digital al planeta rojo gracias al WorldWideTelescope, una aplicación del gigante de Redmond que permite explorar el espacio. Las imágenes fueron hechas por un grupo de la NASA llamado extraoficialmente "Mapmakers", liderado por Michael Broxton. Su trabajo es tomar imágenes satelitales del planeta y de otros lugares del sistema solar y convertirlos en mapas. Microsoft trabajó con este grupo para crear una experiencia de inmersión en el Worldwide Telescope. Algunas de las imágenes disponibles son las que fueron enviadas por el Mars Reconnaissance Orbiter, por ejemplo, que consiste de fotos de 1 Gigapixel cada una, puestas en un mapa. Según la NASA, "es el mapa de mayor resolución de la superficie de Marte jamás creado". WorldWide Telescope se puede descargar como aplicación para el escritorio o a través de la web oficial. Fuente FayerWayer
Descargar